6 Errores que puedes evitar fácilmente en tu negocio del yoga online

Blog

Blog
Blog Content

6 Errores que puedes evitar fácilmente en tu negocio del yoga online

Si te dedicas al negocio del yoga online, sabes que tu trabajo no es uno cualquiera, estás dando a conocer una disciplina que transforma la vida de las personas.

Ante semejante misión es normal que quieras hacer las cosas bien, ganar cada día más dinero y llegar a más personas, pues sabes que tu negocio mejora realmente al mundo.

Esos deseos son normales, y lo mejor es que pueden lograrse, para ello solo debes hacer las cosas de manera correcta, tanto en tu práctica de yoga como en el ámbito de los negocios online

A continuación, descubrirás los 6 errores que puedes evitar fácilmente en tu negocio de yoga online para ayudarte a crecer más rápidamente, y hacer esos sueños realidad: 

6 Errores que puedes evitar fácilmente en tu negocio de yoga online

1Ver el yoga solo como una disciplina física

En occidente conocemos el yoga sobre todo por la práctica de Asanas (Posturas físicas). 

Sin embargo, esta es solo una parte del yoga. El fin último de la práctica es el conocimiento correcto, tanto de nosotros como de la creación. 

La palabra yoga significa “unión” y hace referencia a la fusión de todos los elementos del individuo humano (cuerpo, mente y espíritu) así como a la unión del humano con todos los elementos del universo. 

Por lo general, la mayoría de personas que lleguen a tu negocio de yoga online querrán llevar una vida más activa y mejorar su figura. A muchos de tus clientes les bastará con esto, pero otros querrán profundizar más, por lo que es buena idea que enseñes algo de yoga más allá de las Asanas. Esto puede ser algo de meditación, mudras, estilo de vida correcto según los Yoga Sutras de Patanjali (El libro de yoga más antiguo e importante)...

No hace falta que centres tu canal en la parte espiritual del yoga, pero sí que hagas los apuntes oportunos cuando sea necesario y que, sobre todo, respondas las preguntas más habituales de tus seguidores. 

¿Qué pasa si solo quieres enseñar Asanas y ya está? 

Que también puedes hacerlo, pero debes saber que tus seguidores más comprometidos con la práctica pueden irse a otro canal de yoga que sí satisfaga sus necesidades más profundas. 

2No ayudar a los principiantes

Por lo general cuando dominamos una práctica se nos suele olvidar lo difícil que se hacía al principio, y esto le pasa a muchos instructores de yoga

Si tienes un canal de vídeo streaming sobre yoga gran parte de tu público será principiante, personas que nunca han practicado yoga y que hasta las Asanas más simples se les hace cuesta arriba. 

Voy a contarte algo: 

Yo misma soy una apasionada del yoga y aunque hoy me atrevo con posturas avanzadas, el primer día no daba ni una. Busqué entre muchos canales de YouTube hasta encontrar un instructor que realmente enseñara bien a los principiantes, tardé mucho en encontrarlo, pero cuando lo hice ¡Ya no quería ver a ningún otro!

¿Cómo puedes ayudar a los principiantes? 

  • Grabando vídeos con las posturas más básicas, aunque a ti te parezcan sencillas para los principiantes son todo un reto. 
  • Deja claro en el título y la descripción que es una clase para principiantes. Haz lo mismo en tus vídeos intermedios y avanzados, así todos encontrarán el contenido adaptado a su nivel. 
  • Durante la práctica da pequeños consejos para hacer bien cada Asana. Todos los principiantes tenemos dudas sobre si estamos haciendo bien la postura. 
  • Explica el material necesario antes de empezar. Pues todos no sabemos lo que es una esterilla o un bloque de yoga. 
  • Aporta la información básica sobre las prácticas regulares del yoga, explica, por ejemplo, por qué finalizamos la práctica con savasana
  • Da solución a los problemas más habituales: Un ejemplo recurrente es que no todos tenemos el mismo rango articular para hacer las posturas de la misma manera, aconseja a las personas menos flexibles sobre cómo sacar partido a su práctica.

3Olvidarte de controlar tus finanzas

Por lo general, los amantes del yoga no solemos sentir la misma pasión por el mundo de las finanzas. Pero nos guste o no, controlar la parte económica de nuestro negocio es lo único que nos hará salir a flote y ganar cada día más dinero.

Muchas personas dedicadas a prácticas espirituales como el yoga, tienen sentimientos encontrados cuando se trata de dinero, como si de alguna manera no lo consideran del todo bueno. 

Si es tu caso, el primer punto es cambiar de mentalidad, ya hemos dicho que no te dedicas a un trabajo cualquiera, estás cambiando la vida de las personas y en consecuencia el mundo. El dinero es la herramienta que te ayudará a llegar a más gente, y que te permitirá vivir con la soltura necesaria para hacerlo a gusto. 

Lo siguiente es aprender algo sobre contabilidad, pero como sabemos que esto suele llevar mucho tiempo y no es muy divertido, puedes contratar a alguien que se dedique a ello. La mayoría de empresas tienen a alguien en plantilla, y cuando empiezan suelen tirar de contables freelance. Algunos profesionales también se dedican a la asesoría financiera y pueden ayudarte a crecer mucho más rápido. 

4Pasar de la promoción

Y este punto va muy ligado al anterior, muchos profesores de yoga pasan de hacerse publicidad porque de alguna manera tampoco creen que sea lo correcto, y ojo, que esto pasa en todo tipo de negocios.

Voy a repetirlo las veces que haga falta: Tu trabajo es muy importante y las personas van a ganar mucho cuando te conozcan. Por favor, no te limites. 

En un negocio de yoga online la mejor promoción es la que tiene lugar en el mundo digital, se suele realizar de las siguientes maneras:

  • En las redes sociales: Tanto en las tuyas, como apareciendo en las cuentas de influencers. Aquí encontrarás una guía completa para hacerlo bien
  • Mediante Paid Media: Anuncios de pago en las redes sociales que llegan a personas que aún no te siguen y tienen el perfil de tu público objetivo. También puedes aparecer en los primeros resultados de las búsquedas de Google con Google Ads. 
  • Gracias al SEO: Las técnicas que puedes seguir en tu blog, canal de vídeo bajo demanda o YouTube, para aparecer en las búsquedas de forma gratuita. Aquí aprenderás más sobre cómo funciona.  

Todas estas acciones requieren tiempo y dinero, por lo que es muy importante que midas tus resultados para optimizar cada acción y conseguir cada vez mayores resultados con inversiones más bajas. 

Esto es todo un mundo y hay empresas que se dedican exclusivamente a la publicidad online, si no dominas el tema y prefieres trabajar con profesionales lo ideal es contactar con ellas. Gosuac Media puede ayudarte mucho en este aspecto.

5Hacer vídeos poco dinámicos

Aunque el yoga es una práctica relajante y según el tipo de disciplina que enseñes puede resultar algo estática, eso no es excusa para no darle vida a tus vídeos. 

¿Recuerdas que te conté cómo pasé mucho tiempo buscando instructores de yoga online

Bien, durante esa búsqueda encontré muchos profesores, que, si bien eran grandes yoguis, hacían vídeos sin mucha vida, por lo que no terminaban de captar mi atención. 

¿Cómo puedes aportar dinamismo a tus vídeos de yoga? 

Comenta al tiempo que haces la Asana, los consejos necesarios para hacerla bien, de esta manera ayudarás a los principiantes mientras le das vida al vídeo. 

Otro consejo es contar las respiraciones en cada Asana (Suelen ser 5). No sólo mantendrás la atención del espectador, también le ayudarás en un punto fundamental del yoga que solemos pasar por alto. 

6No tener objetivos claros

Y este error es aplicable a todo tipo de negocios, me atrevería a decir que incluso a todos los aspectos de tu vida. Si no sabes a dónde vas ¿Cómo sabes cuando has llegado? 

Para aprovechar al máximo el tiempo, cada acción realizada debe ir enfocada a un objetivo concreto. Por ejemplo, tus publicaciones en RRSS deben enfocarse en: ganar más seguidores, fidelizarlos, o en que se suscriban o compren tus contenidos de pago. 

Algunos ejemplos de objetivos concretos pueden ser los siguientes: 

  • Conseguir 500 seguidores en Instagram en las próximas 4 semanas. 
  • Tener 10 nuevos clientes en ese periodo de tiempo. 
  • Publicar un nuevo curso de yoga para adelgazar en los próximos dos meses. 

Estos son solo algunos ejemplos, puesto que tú tendrás tus objetos personales. Lo único que te recomendamos es que al final tus metas se centran siempre en dos puntos concretos: 

  1. Aumentar tus ingresos.
  2. Hacer que la vida de las personas sea mejor.

Si sigues estos consejos, tu negocio de yoga online no hará más que crecer.

Concluyendo…

Si quieres que tu negocio de yoga online sea todo un éxito, no debes cometer estos errores:

  1. Ver el yoga solo como una disciplina física.
  2. No ayudar a los principiantes.
  3. Olvidarte de controlar tus finanzas.
  4. Pasar de la promoción.
  5. Hacer vídeos poco dinámicos.
  6. No tener objetivos claros.

Únete a PLAYBAK registrándote en la versión BETA, sé uno de los 50 primeros en unirte y hazlo de forma gratuita. Conviértete en #Playbaker y consigue tráfico hoy mismo.

playbak.io