6 herramientas para reducir el tamaño de tus videos sin perder calidad

Blog

Sé el primero en reservar tu plaza

Sólo hay 50 en la versión BETA

6 herramientas para reducir el tamaño de tus videos sin perder calidad

En ocasiones el tamaño de los archivos de los videos puede ser muy grande y esto suele ser un problema en la carga y el alojamiento en el servidor.

A menos que necesites que la resolución sea la más alta posible, lo más recomendado es reducir el tamaño de los archivos del video. Esto reducirá el uso de ancho de banda y el tiempo de carga, y además hay menos almacenamiento en búfer. Por tanto, esto acelerará el proceso de creación y edición de videos, ya que no será necesario trabajar con archivos tan pesados.

Pero, ¿cómo podemos comprimir fácilmente un video y reducir el tamaño del archivo?

Te traigo seis herramientas para reducir el tamaño de tus videos sin perder calidad, tanto en su versión de escritorio como online.

Aunque recuerda que también hay otras formas más habituales para reducir el tamaño del video sin perder calidad. Lo más habitual es hacer que tu video sea más corto. Si puedes recortar el clip de inicio o del final, podrás reducir el tamaño del archivo.

La segunda opción es eliminar el audio de tu video. La mayoría de los videos tienen audio y música de fondo, así que, si no es necesario, puedes eliminarlo. Esto indiscutiblemente, disminuirá el tamaño del archivo sin que este pierda calidad.

No me enrollo más y vamos al lío. Los 6 mejores compresores de video gratuitos en 2021

Aquí tienes una lista con 6 herramientas para reducir el tamaño de tus videos sin perder calidad que están disponibles de forma gratuita. Aprenderás sobre las funciones que ofrecen y cómo usarlas para comprimir tus videos.

Vamos a comparar opciones y ver cuál es la mejor para ti, ¡sigue leyendo porque vamos a conocerlas!

Compresión de video y comprensión del tamaño del archivo de video

Antes de comenzar, es importante entender qué hace que un archivo de video sea más grande o más pequeño. 

Hay tres factores principales: resolución, tasa de bits y codificación.

La resolución es la cantidad de píxeles del video, y generalmente se representa mediante una medida horizontal x vertical (por ejemplo, HD, también conocido como 1080p, es 1920 x 1080). Esto proporciona calidad de alta definición.

  • La relación 16: 9 es muy común e incluye otras resoluciones.
  • Formato de video: MP4 (extensión de archivo .mp4)
  • Resolución de video: 1080p / 2K o menor
  • Códec de video H.264: el códec más común y compatible con la mayoría de dispositivos y navegadores 20 fps - 60 fps (23,98 fps es una buena opción)

Entonces, ¿qué resolución deberías usar? Depende en gran medida de cómo lo verá tu audiencia. Por ejemplo, probablemente 1080p sea suficiente para los usuarios que publican videos en YouTube, ya que muchos monitores aún no superan los 1080p.

Sin embargo, es posible que tu audiencia lo vea en sus SmartTV, y allí serán más habituales las resoluciones más altas, por lo que una resolución de video de 1440p o 1080p estará muy bien para las pantallas más grandes.

Si tu público principalmente se conecta desde su Smartphone para ver los videos entonces esto será más difícil de planificar, ya que los teléfonos tienen diferentes resoluciones, tamaños de pantalla y densidades de píxeles. La diferencia entre 720p y 1080p se notará en un teléfono, pero tendrá que estar entre 6” y 8” para que el usuario note la diferencia. Con tantos teléfonos en el mercado, con pantallas con una definición muy alta, será mejor optar por resoluciones altas cuando tengamos el ancho de banda suficiente. El iPhone 12, por ejemplo, tiene una pantalla de 2.532 × 1.170 píxeles y una densidad de píxeles mucho mayor de lo que el ojo humano puede apreciar.

Posiblemente, el factor más importante para determinar el tamaño del video es la tasa de bits. Esta es una medida sobre la cantidad de información que se transmite por segundo y, por lo general, se mide en Mpbs (y, a veces, kbps). 

Es una buena idea usar una tasa de bits variable, que permite que tu video supere o baje la tasa de bits. Si bien esto te dará un poco menos de control sobre el tamaño del video, dará como resultado una mayor calidad, ya que el video transmitirá más información en los clips en donde sea necesario.

Ahora hablaremos de la codificación. Es recomendable usar la codificación H.264 con un codificador MP4. Este es el método más eficaz para comprimir tus videos y usándolo solo perderás un poco de calidad. Es importante recordar que al hacer el video más corto casi siempre perderás en calidad. Comprime un video eliminando información, y eso significa que cualquiera que lo vea en una pantalla grande probablemente podrá darse cuenta.

Y, como analizaremos un poco más adelante, siempre puedes probar diferentes configuraciones para ver qué funciona mejor para tu video. Experimentar con diferentes resoluciones, velocidades de bits y configuraciones de codificación te dará resultados distintos, y algunas pueden ser mejores para ti que otras.

6 herramientas para reducir el tamaño de tus videos sin perder calidad.

1VLC (Windows, Mac, Linux)

Siendo una de las aplicaciones de visualización y edición de medios más populares, no sorprende que VLC sea también una excelente opción para comprimir archivos de video.

Primero, descarga VLC (las versiones de Windows, Mac y Linux están disponibles). Una vez finalizada la instalación, haz clic en Medios> Convertir / Guardar (o usando el método abreviado de teclado cmd + shift + S). Luego haz clic en Agregar y selecciona tu archivo de video (también puedes seleccionar varios archivos para convertirlos como un lote)

Haz clic en Convertir / Guardar para que aparezcan las opciones de conversión. En el menú desplegable Perfil, deberás seleccionar el tipo de conversión que deseas.

Debido a que VLC no muestra los tamaños de archivos, deberás adivinar qué nivel de conversión aplicar. Afortunadamente, VLC tiene recomendaciones para diferentes tipos de videos.

Por ejemplo, si subes contenido a YouTube, probablemente quieras conservar la más alta calidad. Seleccione Video para YouTube HD. ¿Crees que la gente verá tu video en una SmartTV? Utiliza Video para TV / dispositivo MPEG4 1080p. ¿Necesitas algo más pequeño? Pruebe Video para TV / dispositivo MPEG4 720p. La optimización para Android, iPod o iPhone también te permitirá obtener archivos más pequeños.

Para reducir aún más el tamaño de tu archivo de video, puedes cambiar la resolución del video. Haz clic en el botón Configuración (parece una llave inglesa y un destornillador) a la derecha del menú desplegable Perfil, luego selecciona la pestaña Resolución. Desde allí, puedes ajustar la escala para mantener su proporción actual o ajustar manualmente el tamaño del video.

Cuando hayas terminado, haz clic en Guardar. Deberás introducir una ubicación de destino y un nombre de archivo; haz clic en Examinar para especificarlo. Inicia la conversión de archivos de video con VLC. Una vez que hayas hecho esto, presiona Iniciar.

Si estás comprimiendo un video de gran tamaño, es posible que tarde algún tiempo. Pero cuando haya terminado, tendrás un nuevo archivo de video que debería ocupar mucho menos espacio.

2Shotcut (Windows, Mac, Linux)

Aunque no es tan popular como VLC, Shotcut es otra opción para aquellas personas que buscan hacer videos más pequeños sin gastar un céntimo. Diseñado más como un editor que como un visor, Shotcut te brinda muchas funciones avanzadas para editar tus videos. A priori no resulta muy fácil entender cómo comprimir un video con Shotcut, por lo que te lo voy a explicar de forma sencilla. 

Descarga Shotcut, ábrelo y usa el botón “Abrir archivo” para abrir tu video. Para exportarlo en un nuevo formato de archivo, haz clic en Exportar en la esquina superior derecha de la ventana. Tendrás ahora una extensa lista de opciones.

En general, utilizar H.264 es una buena opción. Este formato reducirá el tamaño de tu video sin sacrificar mucho la calidad.

Como ves, hay muchas más opciones de compresión. Prueba algunas de ellas para ver qué cómo comprime tu archivo. En general, H.264 será la mejor opción. También puedes ajustar el tamaño del video cambiando los campos Resolución o Relación de aspecto. Shotcut no ajustará automáticamente la opción correspondiente. Si cambias la resolución horizontal, deberás calcular la resolución vertical más adecuada.

Si eliges una exportación de menor calidad, se ajustará automáticamente la resolución. Entonces, si selecciona HDV (hdv_720_25p), la resolución disminuirá si tu video estaba originalmente en 1080p. Pero si deseas reducir la resolución predeterminada, deberás calcular las dimensiones correctas tu mismo. También puedes usar la ventana de exportación para personalizar las opciones de exportación y obtener exactamente el tipo de archivo que deseas. 

3QuickTime Player (Mac)

El reproductor multimedia predeterminado de Apple incluye una lista de opciones para comprimir tus videos. El único inconveniente es que no puedes usarlo en ningún otro sistema operativo.

Para reducir un video con QuickTime, abre la aplicación desde la carpeta Aplicaciones y haz clic en Archivo> Abrir archivo para cargar tu video.

Para comenzar a reducir el video, haz clic en Archivo> Exportar como. Desafortunadamente, QuickTime no ofrece tantas opciones como otras aplicaciones. Verás las opciones de 4k (si corresponde), 1080p, 720p y 480p.

Selecciona 720p o 480p (suponiendo que hayas grabado el video en 1080) y exporta tu archivo. Debería ser más pequeño que antes.

Desafortunadamente, QuickTime no admite cambio de tamaño, por lo que si necesitas reducir las dimensiones de tu video, deberás usar otro programa o usar una herramienta de compresión de video basada en la web como VEED, ClipChamp o Kapwing (sigue leyendo)

4VEED (Web)

Si no deseas descargar o usar una aplicación en tu ordenador, existen muchas webs que te permitirán subir un archivo de video y comprimirlo. Algunos de estos servicios requieren tener una cuenta, otros tienen una tarifa mensual (o una marca de agua en el video), y otros son completamente gratuitos. 

Como parte de sus herramientas de edición de video, VEED ofrece una herramienta de compresión de video fácil de usar para reducir el tamaño de los archivos de vídeo de forma gratuita. Funciona tanto con Windows como con Mac, y dentro de su navegador, por lo que no tendremos que descargarnos nada.

El compresor de video de VEED admite formatos de archivo de video MP4, MOV, MKV, Avi, WMV, FLV. Si usas Dropbox para alojar tus videos, puedes conectar tu cuenta y cargar tus videos directamente en la herramienta. Veed.io tiene un control fácil de usar que permite ajustar la tasa de compresión eligiendo entre mayor calidad y menor tamaño de archivo.

Lo más útil de este compresor de video es que te permite estimar el tamaño del archivo antes de presionar el botón "Comprimir". Esto es muy útil si estás buscando comprimir videos y hacer que este sea lo suficientemente pequeño para adjuntarlo en un correo electrónico o enviarlo a través de un servicio de mensajería donde haya un límite en el tamaño de los archivos. Normalmente el límite está entre 20 y 25 MB. Veed.io te permite también jugar con la configuración, para obtener el tamaño correcto, antes de comprimir.

Los usuarios más expertos, o aquellos que necesiten especificar la velocidad de fotogramas, la velocidad de bits y el CRF, pueden presionar el botón "Configuración avanzada" en la configuración de Compresión de video y cambiar la resolución del video.

Esta herramienta ofrece una gran compresión en el tamaño del archivo y una opción para "Descargar" o "Editar video". Si haces clic en "Editar video", te dirigirá al editor principal de VEED, donde podrás agregar subtítulos, texto, barras de progreso y más.

5VideoSmaller (Web)

VideoSmaller es otro compresor de video sencillo alojado en la nube para reducir el tamaño del archivo de video online. Es completamente gratis. Ve a VideoSmaller.com, sube tu video, modifica un par de opciones y listo.

Lo bueno de VideoSmaller es que admite una variedad de formatos de archivo de video diferentes, incluidos los formatos MP4, AVI, MPEG, MOV, lo que te permite cargar archivos de video de hasta 500 MB. 

La primera opción que te da te permite utilizar un nivel de compresión bajo. Con ella tendrás una mejor calidad de resolución en tu video, pero no reducirá el tamaño tanto como el tipo de compresión estándar.

La segunda opción es escalar el video. Por supuesto, reducir la escala también da como resultado una menor calidad, pero vale la pena sacrificar el tamaño. Por lo tanto, deberás pensar antes las necesidades de tu audiencia (principalmente concentrándote en los dispositivos que usarán para ver tus videos) respecto al tamaño.

Finalmente, puede marcar una casilla para eliminar todo el audio del video. Como ya sabes, esto podría ahorrarte gran cantidad de espacio. Pero te dejará sin ningún sonido.

6Clipchamp (Web)

Si necesitas reducir el tamaño del archivo de los videos de forma regular, es posible que te plantees el uso de un servicio pago como Clipchamp. 

Clipchamp te ofrece más opciones, incluida la opción de editar los videos, subir videos de cualquier tamaño y procesar videos por lotes. Clipchamp, además, tiene una opción gratuita, pero aplica una marca de agua en los videos. Si vas a compartir videos, seguramente te interese suscribirte al plan Business, que cuesta 7.50 $ al mes.  Si te compensa suscribirte o no, dependerá de la frecuencia con la que lo uses. Pero si deseas que el proceso sea lo más fácil posible sin descargar software en tu equipo, Clipchamp es una buena opción.

Experimenta para encontrar la mejor configuración de compresión de video y tamaño de archivo. No importa para qué estés usando tus videos, ya sea para monetizar su contenido online o para retransmitir en directo en las redes sociales, hay un equilibrio que puedes encontrar entre un tamaño de archivo pequeño y una calidad de video alta. Es difícil encontrar el punto en el que estén equilibrados al 100 x 100, pero con un poco de práctica, deberías poder hacerlo.

Si estás alojando tus propios videos, encontrar el tamaño y la calidad correctos es vital. Debes proporcionar a tus espectadores la mejor calidad sin usar tanto ancho de banda por el que tengas que pagar una fortuna. Prueba diferentes resoluciones y tasas de bits para ver cómo afectan a la calidad. 

Consulta la plataforma OTT de tu elección para obtener más información sobre sus pautas y recomendaciones para la carga de videos y la configuración de calidad. Luego, revisa las diferentes configuraciones de codificación para ver cómo cambian el tamaño de tu video.

Después de un poco de práctica, encontrarás la configuración perfecta para hacer que tus videos sean más pequeños. Y esto te ahorrará espacio y dinero, sin importar en qué plataforma se encuentre o en la aplicación de la nube que utilices.

Espero que esta comparativa te haya servido para tener una idea de las diferentes opciones que hay para comprimir tus videos, tanto en su versión de escritorio como online.

Si todavía no te has decidido PROBAR la versión BETA DE PLAYBAK. Hoy es el momento, es totalmente gratuito y te permitirá REVOLUCIONAR tu negocio convirtiéndote en un #Playbaker

Se uno de los primeros 50 afortunados en probarla gratis antes de su lanzamiento 🎉

playbak.io

Sé el primero en reservar tu plaza

Sólo hay 50 en la versión BETA