Cómo fijar el precio de tu curso online y sentir que ganas lo que mereces

Blog

Blog
Blog Content

Cómo fijar el precio de tu curso online y sentir que ganas lo que mereces

¿Cómo fijar el precio de tu curso online? Esta es quizá la pregunta más importante que todo creador de vídeo bajo demanda se hace al lanzar un nuevo infoproducto.

Y no es para menos.

Descubrir cómo calcular y poner el precio correcto a tu formación online marcará la diferencia entre que tu nuevo lanzamiento sea un éxito o no llegues a los números esperados.

En seguida descubrirás los mejores consejos para poner precio a tus cursos, pero primero vamos a ver por qué hacerlo bien es tan importante: 

¿Por qué el precio de tu curso online es tan importante?

El error más habitual a la hora de fijar el precio de tu curso online es pensar lo siguiente: 

Si quiero miles de ventas, solo tengo que poner un precio muy barato, así todo el mundo querrá comprar mi curso. 

Aunque parece una afirmación lógica, la realidad es muy distinta: 

Los seres humanos tendemos a creer que cuando un producto es demasiado económico es porque su valor también es muy bajo. Si tu curso de video streaming tiene un precio demasiado barato tu público lo percibirá como un producto de baja calidad.

Nota: Si quieres saber más te recomendamos leer: Por qué los usuarios pagan por contenido bajo demanda

Cobrar un precio demasiado bajo por tu curso online tampoco te permitirá realizar una gran inversión publicitaria, lo que hará difícil escalar las ventas y no se traducirá en una gran motivación a la hora de hacer marketing. Los clientes que únicamente nos eligen por el precio tampoco suelen resultar fieles, por lo que no son un grupo al que debamos dedicar demasiados esfuerzos. 

Por contra, si el precio de tu curso es demasiado elevado, puede percibirse como de alto valor, pero quizá no llegues a un número suficiente de personas que puedan permitírselo. Cuando un producto solo es accesible a personas de ingresos elevados, se reduce la cartera de clientes potenciales, y por ende, las ventas. 

En resumen:

Para sacar el máximo rendimiento a tu curso de vídeo bajo demanda, la clave está en dar con el precio ideal, aquel que seduce a tu posible cliente para que desee comprarlo, y que también es accesible para que pueda hacerlo. 

Veamos cómo ponerle precio a un curso online

Cómo fijar el precio de tu curso online y sentir que ganas lo que mereces:

 1Calcula el precio de tu curso online en función de su valor y no de la duración

Muchos creadores de contenido piensan que un curso de vídeo bajo demanda de 20 horas debería ser más caro que uno de 7. 

El problema con esta idea es que al final creamos cursos más largos sin, realmente, añadir más valor, sumando horas vacías que restan fluidez a la formación.

Aunque el valor de un curso puede ser muy subjetivo, una buena idea para calcular el precio de tu curso online es hacerlo basándonos en cuán sencillo es adquirir los conocimientos que impartes.

Por ejemplo, un curso básico de maquillaje tendrá un precio más económico que una formación avanzada de maquillaje de caracterización profesional. 

¿Por qué? 

Las técnicas impartidas en el primer curso pueden aprenderse rápido en otros libros y vídeos de fácil acceso, incluso se aprenderían de la experiencia con un tiempo de práctica relativamente corto. 

Por otro lado, las segundas serían muy complicadas de aprender con solo prueba y error, además encontrar otros productos sobre el tema sería costoso y nos llevaría más tiempo. 

Una buena idea es empezar tu canal de vídeo streaming con cursos sencillos a un precio asequible, y completarlo paso a paso con cursos más elaborados a un precio más alto. 

De esta manera, también mantienes el interés de tus clientes potenciales que siempre querrán saber más, asegurándote de que con cada nuevo lanzamiento, tu cartera de clientes será mayor. 

2Echa un vistazo a tu competencia para establecer el precio de tu curso

Quizá pienses que vamos a recomendar mirar los precios de tu competencia y fijar un valor intermedio, sin embargo este no sería el mejor consejo que podríamos darte.

¿Por qué no? 

Si  buscas imitar a alguien debes saber que tus clientes potenciales ya se sienten muy cómodos y seguros con ese alguien, será muy difícil que se vayan contigo si les ofreces exactamente lo mismo, aunque el precio sea un poco más bajo. 

En su lugar, observa que hace tu competencia y…¡Mejóralo! 

Por supuesto, esta mejora debe ser muy jugosa para que actúe de gancho y los amantes de tu sector quieran suscribirse a tu canal de vídeo streaming. Con esta mejora, vendrá también un incremento del precio. 

Si sigues esta técnica en cada uno de tus lanzamientos muy pronto te convertirás en un referente en tu sector. 

Suena genial, pero... ¿Cómo se hace? 

  • Ofrece un curso más completo que tu competencia: Pueden ser solo pequeños trucos, o preguntar a alguien que dudas tiene al ver el curso de tu rival, seguidamente, tú crearás las clases de manera que esas preguntas queden contestadas.
  • Coach personalizado: Añadir una hora de videollamada con tus clientes para responder dudas puede ser un poderoso valor añadido, conforme tu fama aumente podrás delegar esta tarea a tu equipo. Otra opción es responder esas dudas vía correo electrónico. 

3Ten en cuenta tu autoridad para acertar con el precio de tu curso online

Imagina que deseas comprar un curso para ganar dinero en internet, tienes dos opciones: 

  1. El libro de un supuesto millonario asegurando que gracias a sus consejos te retirarás a los 35. 
  2. Un curso creado por Jeff Bezos (Fundador de Amazon), sin más. 

¿Cuál comprarías? La mayoría ni siquiera lo pensaríamos. 

Esto se debe a que Jeff Bezos es, probablemente, la mayor autoridad en el campo de los negocios online, su fama le precede. Podría cobrar el precio que deseara por ese curso hipotético y seguiría vendiendo millones de copias. 

Lo mismo sucede si eres un referente en tu campo. Si por ejemplo, has escrito un libro sobre yoga, has aparecido en medios de comunicación hablando sobre el tema, o has construido una audiencia sólida en redes sociales, te puedes permitir cobrar un precio más elevado, ya que se percibirá como un producto de alta calidad.

En caso de estar empezando, puedes cobrar un precio un poco más económico.

¡Muy importante!

Es esencial trabajar lo antes posible para abrirte un hueco como referente en tu sector. Leer La guía definitiva del social media para llevar tráfico a tu canal de video streaming te ayudará a crear una comunidad poderosa en redes sociales. 

4Considera las alternativas que tiene tu cliente

Si el cliente no aprende contigo las enseñanzas de tu curso online ¿De qué otra forma podría hacerlo? 

¿Tendría que asistir a formación presencial? ¿Debería viajar a otro país para encontrar un seminario de calidad? ¿Solo tendría la opción de comprar otros cursos online muy costosos? 

Si es así, el precio de tu curso online deberá ser muy elevado, y en caso de que sea un poco más económico que las otras opciones si puedes utilizarlo como un punto a tu favor para hacer publicidad. Recuerda, puede ser un poco más económico, pero deberá conservar un precio alto para no restarle valor a tu curso, ni a tu sector.

Si por el contrario: 

Puede adquirir los mismos conocimientos en un curso asequible, acudiendo a una FP pública o leyendo libros baratos que se encuentran en la biblioteca. El precio será inferior. Sin embargo, si has seguido los consejos para aportar valor añadido, tu curso deberá tener un precio más elevado que las otras opciones.  

5Fija tus objetivos para descubrir cuánto cobrar por un curso online

No es lo mismo lanzar un curso online con el objetivo de darte a conocer en tu sector, que hacerlo con el fin de obtener 100.000€ en un año solo con las ventas. 

En el segundo caso, necesitarás cobrar un precio mayor, sin embargo también deberás ofrecer un valor muy elevado. ¿Cómo conseguimos esto? 

  • Crea un curso muy específico: Por lo general, cuanto más específico sea un curso mayor será el precio que podrás cobrar por él. Se entiende que la información será muy detallada y que serás un especialista cualificado para impartir las clases online. 
  • Abre un grupo privado exclusivamente para alumnos: Por ejemplo en Telegram, de esta manera tus alumnos no solo se benefician de tener un mayor acceso a ti, también conocerán a otras personas interesadas en su pasión. 
  • Realiza una conferencia mensual en live streaming exclusiva para clientes
  • Incluye recursos descargables: Como por ejemplo, un cuaderno de ejercicios. 
  • Ofrece un certificado de finalización. Ideal para sectores donde la formación es esencial en la búsqueda de empleo, por ejemplo en el mundo de la informática, la cocina o la estética.
  • Crea diferentes niveles de precios, incluyendo más extras en los de costo elevado. La mayoría de tus clientes preferirán pagar un poco más si así pueden disfrutar de todos los beneficios adicionales que ofreces. 

En conclusión: 

A la hora de fijar el precio de un curso online, lo más importante es: 

  1. Calcular el precio del curso en función del valor y no de la duración
  2. Echar un vistazo a la competencia y ofrecer algo mejor a un precio más alto. 
  3. Tener en cuenta tu autoridad en el sector. 
  4. Considerar las alternativas del cliente para obtener la misma información.
  5. Conocer nuestros objetivos y fijar el precio en base ellos (Añadiendo extras si queremos un curso online de alto valor)

Únete a PLAYBAK registrándote en la versión BETA, sé uno de los 50 primeros en unirte y hazlo de forma gratuita. Conviértete en #Playbaker y comienza hoy mismo a vender tu curso online de vídeo bajo demanda.

playbak.io