¿Es el vídeo bajo demanda una fuente de ingresos viable para ti?

Blog

Blog
Blog Content

¿Es el vídeo bajo demanda una fuente de ingresos viable para ti?

Seamos claros: En los últimos años el vídeo bajo demanda ha vivido un boom increíble

La semana pasada ya te desvelamos por qué el vídeo bajo demanda es el futuro del contenido audiovisual, por lo que hoy no entraremos a fondo en el tema. 

Como ha sucedido miles de veces a lo largo de la historia, cuando un modelo de negocio empieza a crecer los primeros en llegar se llevan la parte más grande del pastel, siempre ha sido así y siempre lo será. 

Por esa razón, estamos en el momento perfecto para que, si buscas una nueva fuente de ingresos, te plantees monetizar tus conocimientos mediante vídeo bajo demanda, ya que serás una de las primeras personas en sumarse a un negocio de alto potencial

Ya imagino lo que estarás pensando: 

Todo esto suena genial pero… ¿Cómo puedo convertir el vídeo bajo demanda en una fuente de ingresos? ¿De verdad esto es para mí? ¿Por dónde empiezo? 

PLAYBAK es una plataforma de vídeo bajo demanda donde publicar tus contenidos. Nosotros nos encargamos de la parte técnica para que tú solo te preocupes de crear grandes vídeos. Podemos responder todas las dudas que tengas sobre este negocio y ayudarte a crecer en el arte del vídeo streaming. 

Ahora que sabes por dónde empezar, vamos a ver en qué consiste el negocio del vídeo bajo demanda y si es para ti

Cómo convertir el vídeo bajo demanda en una fuente de ingresos

La principal forma de convertir el vídeo bajo demanda en un negocio es dando clases de un tema que ya dominas. Tus alumnos pagarán por ver cada uno de tus vídeos (clases) o por suscribirse al canal y tener acceso al 100% de tus contenidos, o lo que es lo mismo, a todas tus enseñanzas.

Como ya hemos adelantado, necesitas una plataforma para alojar los vídeos y gestionar las suscripciones. Con PLAYBAK toda esa parte técnica la tienes cubierta, además podrás crear una landing page o página de ventas efectiva para conseguir más suscriptores mes a mes

¿Es el vídeo bajo demanda una fuente de ingresos viable para ti? 

El vídeo bajo demanda será una fuente de ingresos viable para ti si cumples uno o varios de estos requisitos, pon mucha atención al número 7: 

1Dominas un tema tan bien que te sientes capaz de enseñarlo

Quizá seas una bestia del Photoshop, tus maquillajes sean dignos de Óscar o el yoga no guarde secretos para ti.

El tema que dominas no es tan importante como la pasión que pones en él. 

Cuando hablamos de vídeo bajo demanda todas las temáticas son bienvenidas, pues siempre habrá personas que desean aprender lo que tú ya sabes, y que además estarán encantadas de pagar por ello. Muchas veces sentimos que el contenido de pago es más completo que el gratuito. 

¿Necesitas estudiar formalmente un tema para impartirlo en vídeo streaming? 

Tener formación oficial del tema es muy importante, y tus alumnos pueden tomarte más en serio si así es, pero, no es obligatorio. Puedes impartir un gran curso de fotografía gracias a todo lo que has aprendido de manera autodidacta, y el curso no perderá calidad por ello.

Lo único imprescindible es que el tema te guste, tengas amplios conocimientos de él y ganas de compartirlo con otros. 

Por otro lado, ten en cuenta que tampoco necesitas conocimientos muy avanzados, ya que muchos de tus alumnos serán principiantes en la materia. 

Aunque cuentes con conocimientos profesionales es mejor impartir la materia poco a poco, empezando por lo básico. Esto también te dará confianza si crees que actualmente estás en un nivel medio de tu sector. Puedes impartir de muy buena gana lo que ya sabes mientras sigues aprendiendo, lo que además te motivará para seguir formándote. 

2Amas compartir tus conocimientos

No sabes cuál es la razón, pero te encanta enseñar a otros. Compartir tus conocimientos y ver a los demás avanzar en su vida a ti te saca una sonrisa. 

Si es así, tenlo claro, el vídeo bajo demanda sí es una fuente de ingresos viable para ti

¿Es necesario ser profesor para grabar vídeos bajo demanda? 

Impartir clases presenciales u online te dará cierta experiencia a la hora de orientar los contenidos, También te dará una mejor idea de las objeciones habituales de tus alumnos por lo que es una ventaja, pero no un requisito imprescindible. 

3Amas la cámara (O la cámara te ama a ti)

Si en lugar de sentir timidez frente a las cámaras te envuelve una confianza arrolladora que te empuja a darlo todo, el vídeo bajo demanda ¡Es para ti!

Ofrecer un buen curso bajo demanda requiere soltura, desparpajo, alegría... tus alumnos quieren clases divertidas donde además de aprender se sientan cómodos. Recuerda, tu objetivo es que siempre quieran más.

¿Debo nacer con dotes de estrella de cine?

Nada más lejos, lo importante es sentirse bien frente a la cámara, ni más ni menos. Si no es así, pero algo dentro de ti te dice que puedes vencer la timidez, el vídeo bajo demanda también es para ti.

No necesitas ser la persona más divertida de tu grupo de amigos, ni contar chistes, ni desprender un atractivo irresistible, solo desenvolverte con soltura.

¿Puedo practicarlo? 

Por supuesto, todo en la vida es cuestión de práctica y ensayar unos días frente al espejo hará maravillas. 

El talento natural frente a la cámara es un punto muy a tu favor, pero si ahora mismo no lo tienes, recuerda: todo es cuestión de tiempo.

4Buscas un trabajo que te aporte libertad

Quizá ya tengas trabajo y deseas reemplazarlo o sientes que es el momento de probar algo nuevo.

Lo que si tienes claro es que un trabajo convencional de 9 a 5 no es para ti, eso de ganar todos los meses lo mismo y no poder escalar tus ingresos tampoco te va mucho.

En ese caso el vídeo bajo demanda puede satisfacer esa vena emprendedora que late tan fuerte dentro de tu ser.

Al abrir un canal de vídeo streaming tú eliges los contenidos a publicar, cuando grabar y no tienes límite de ingresos. La libertad en esta forma de trabajo es total. 

¿Qué pasa si para ti la seguridad es más importante? 

En caso de que cumplas el resto de requisitos, pero seas una persona que valora la seguridad por encima de la libertad, el vídeo bajo demanda también puede ser para ti. La libertad de horarios que proporciona te permite combinarla con tu trabajo o convertirlo en una fuente de ingresos extra.

Si por ejemplo tienes una peluquería, puedes grabar vídeos bajo demanda de peinados o cortes de cabello, así aumentarás los beneficios de tu negocio actual sin ningún tipo de riesgo.

5Ya tienes un blog o RRSS con muchos seguidores

Si ya cuentas con un blog, canal de YouTube o RRSS (Twitter, Facebook, Instagram, TikTok) con un número importante de seguidores puedes monetizarlos incluyendo links a tu canal de vídeo streaming. 

¿Cómo funciona esto? 

Imagina que tienes un blog de cocina, no importa si lo utilizas de manera profesional o es un hobby. Tus seguidores son apasionados de la cocina, y si te siguen a ti, es porque les gusta tu forma de enseñar. 

Grabar vídeos bajo demanda sobre cocina, con recetas exclusivas y enseñanzas de 0 a 100 es una forma de monetizar dicho blog, pues ya tienes una gran cartera de clientes potenciales (seguidores) interesados en lo que ofreces

De nuevo ¿Hablamos de un requisito indispensable? No, pero si de algo que te será de gran ayuda en las ventas. 

6Te apasiona el mundo de la tecnología

Estás al tanto de las últimas cámaras, sabes de micrófonos y conoces todas las app de edición habidas y por haber. 

Te mueves como pez en el agua entre gadgets electrónicos, el ordenador es una extensión de tu propio cuerpo y no te importa pasar el día conectado a internet. 

El vídeo bajo demanda requiere de edición, conocer el mejor equipo para conseguir contenido de calidad y ciertas nociones de internet para la promoción y captación de suscriptores. 

Si la tecnología o el mundo de internet son una parte importante de tu vida, hay muchas posibilidades de que el vídeo bajo demanda sea una fuente de ingresos viable para ti. 

¿Un consejo? Si vas en serio con estos temas, un canal de vídeo streaming sobre tecnología puede que sea lo tuyo. 

7Tu intuición te dice ¡A por ello!

Quizá estés leyendo y cumplas algún requisito, a lo mejor son muy pocos, o quizá no cumples ni uno solo, pero algo en tu cabeza te dice ¡A por ello! ¡Esto funcionará para ti!

Si ese es el caso, no tenemos nada más que aportar, salvo recomendar que escuches a tu corazón. Cuando algo nos llama la atención, lo vemos en todas partes y nuestra alma resuena con ello, lo más probable es que sí sea para nosotros. 

Si has llegado a la conclusión de que el vídeo bajo demanda es una fuente de ingresos viable para ti, recuerda que en PLAYBAK podemos ayudarte a convertir ese sueño en un modelo de negocio estable.

Únete a PLAYBAK registrándote en la versión BETA, sé uno de los 50 primeros en unirte y hazlo de forma gratuita. Conviértete en #Playbaker y consigue  tráfico hoy mismo.

 

playbak.io