Por qué el vídeo bajo demanda es el futuro del contenido audiovisual

Blog

Blog
Blog Content

Por qué el vídeo bajo demanda es el futuro del contenido audiovisual (Hablan las cifras)

El vídeo bajo demanda o vídeo on demand (Conocido como VOD por sus siglas en inglés) es un sistema para ver contenido audiovisual a la carta, que en los últimos años no ha hecho más que crecer. 

Para hacernos una idea, el usuario elige lo que desea ver pagando solo por aquellos contenidos que le interesan. 

Es la forma de trabajar de plataformas tan famosas como Netflix, Amazon Prime Video o Disney +. Grandes gigantes que con solo escuchar su nombre ya sabemos que estamos ante un proyecto de gran envergadura.

1Ventajas del vídeo bajo demanda, o por qué está creciendo como la espuma

Aunque más adelante descubrirás en cifras por qué el vídeo bajo demanda es el futuro del contenido audiovisual, primero quiero hablarte de sus ventajas, tanto para el consumidor como para el creador de vídeo bajo demanda

Al final son las bondades de un modelo de negocio las que marcan la diferencia entre el fracaso y una trayectoria exitosa. En el caso del vídeo bajo demanda, sus ventajas, o la forma en que mejora la vida de creador y consumidor, son la clave de su buena estrella:

  • Sin horarios fijos: Cuando el creador publica el contenido en una plataforma como PLAYBAK, el usuario puede verlo cuando quiera. Una vez que se suscribe al canal o compra el vídeo bajo demanda que le interesa, tendrá acceso a él las 24 horas. En pleno siglo XXI, donde nadie tiene un segundo que perder, esto es una gran ventaja.
  • Múltiples servicios de vídeo: El vídeo bajo demanda engloba casi todos los tipos de contenido audiovisual que puedas imaginar: Películas, transmisión en vivo y cursos de mil temáticas, siendo estos últimos los más demandados por la comunidad online (Pues sí, hay mucha información en YouTube, pero todos queremos disponer de esos consejos exclusivos que no siempre sabemos a cuanta gente han llegado)
  • Suscripciones adaptadas a ti: Una de las principales ventajas del vídeo bajo demanda es que permite al usuario pagar solo por aquello que consume. Para ello existen diferentes tipos de suscripción: desde la conocida como SVOD (Subscription vídeo on Demand) para ver el 100% de los contenidos publicados en una plataforma, hasta las exclusivas TVOD (Transactional vídeo on Demand) en la que el usuario paga solo por contenido consumido. También encontramos modalidades de vídeo gratuito con publicidad, y suscripciones PREMIUM en las que se abona un extra para disfrutar de estrenos y novedades. 
  • Mayor control parental: Existe mucha polémica sobre la censura de plataformas como YouTube e Instagram. Sin embargo, debemos tener en cuenta que los más pequeños también consumen contenido audiovisual, y que los padres desean protegerlos de  información que pueda resultar inadecuada para sus jóvenes mentes. Con el vídeo bajo demanda, los padres tenemos más control sobre el contenido que consumen nuestros hijos, pues abonamos una cantidad por dicho contenido, lo que nos hace conscientes de a que tienen y no tienen acceso.

2Por qué el vídeo bajo demanda es el futuro del contenido audiovisual

Hablan las cifras, en 2019 todo empezaba a crecer: 

Según Barlovento Comunicación, en el año 2019, 1 de cada 4 hogares ya disponía de algún servicio de streaming, siendo uno de los motivos principales la libertad de horarios en los que el vídeo bajo demanda permite consumir los contenidos. 

Por otro lado, no hablamos de un consumo exclusivo de vídeo bajo demanda, sino de un total del 20% del tiempo invertido en ver televisión, por lo tanto, deducimos que el vídeo bajo demanda no es (Al menos en aquel momento) el sustituto a la televisión, más bien un complemento con la demanda al alza. 

Todos sabemos que mucho ha cambiado el mundo desde el año 2019, cuando la palabra pandemia no formaba parte de nuestro vocabulario habitual.

Y es que fue durante 2020 que todos nos reconciliamos con la vida de hogar, forzados a convivir entre 4 paredes, nos vimos obligados a reinventar nuestra forma de ver el entretenimiento. 

El boom del vídeo bajo demanda en 2020

Un claro ejemplo de cómo la pandemia se tradujo en un gran impulso para el vídeo streaming lo tenemos en la plataforma Netflix. Mientras que en la primera mitad del 2019 la plataforma consiguió un total aproximado de 12 millones de nuevos usuarios, en la primera mitad del 2020 el total de altas ascendió a 26 millones. 

Por otro lado tenemos el caso de Disney +, quien se sumó al carro del vídeo bajo demanda casi a última hora, consiguiendo resultados récord. En solo 6 meses de vida, la plataforma líder en estrenos de cine contaba con más de 60 millones de usuarios. Hablamos de Junio de 2020.

En Enero de 2020 Amazon Prime Video ya había superado los 150 millones de usuarios, en la actualidad presume de más de 200 millones, en parte gracias a ese “ecosistema cerrado” que permite al usuario entrar a la plataforma de vídeo streaming al suscribirse a Amazon Prime. 

3La actualidad del vídeo bajo demanda a nivel global

Si bien tendemos a saber a ciencia los resultados comerciales de las empresas a año vencido, de seguro te estarás preguntando si este ascenso meteórico continúa, y qué tal le va en la actualidad más reciente: 

Según un reciente informe de OBS Business School las plataformas de vídeo streaming ya representan el 25% del mercado televisivo actual, porcentaje que se prevé seguirá creciendo en los próximos años. 

En la actualidad las plataformas de vídeo bajo demanda superan los 1.000 millones de usuarios a nivel global, superando con creces a la televisión por cable, satélite y TDT. 

A las cifras puestas sobre papel debemos añadir “lo que no se ve”, pues son muchas las familias, o incluso los amigos, que comparten una misma cuenta de vídeo streaming. De lo que se deduce que el número de consumidores de vídeo bajo demanda es, en realidad, mucho mayor. 

Por otro lado, el usuario de las plataformas de vídeo streaming no se caracteriza por ser monógamo en este sentido, sino que muchos elegimos suscribirnos a varias plataformas de forma simultánea, disfrutando así de todos los contenidos que deseamos. 

Tutoriales de vídeo bajo demanda, el futuro del autodidacta

Actualmente, entran con mucha fuerza los tutoriales de vídeo bajo demanda, los cuales consisten en cursos completos que se imparten en vídeo streaming.

Esta modalidad de enseñanza autodidacta ha sido siempre muy empleada, siendo un método habitual para cursos de autoayuda que se impartían en cassette o DVD en la segunda mitad del siglo pasado. 

En los últimos años los tutoriales se reinventan, estando muy presentes en las plataformas de vídeo bajo demanda que ofrecen contenido más completo y exclusivo del que podemos encontrar en plataformas gratuitas como YouTube. 

4¿Es el vídeo bajo demanda una burbuja?

Si analizamos la historia con detenimiento, observamos que todo lo que conocemos como “burbujas”, son sectores que crecen rápidamente y decrecen a la misma velocidad. Contando con una trayectoria rápida e intensa, pero muy corta. 

Netflix comenzó su andadura en el vídeo bajo demanda en el año 2007, aunque la compañía nació en el año 1997 ofreciendo servicios de DVD por correo, no estamos hablando de un crecimiento especialmente rápido

La televisión a la carta se ha adentrado de forma lenta pero continuada en nuestros hogares. Lo que es un buen indicador de que ha llegado a su tiempo, para quedarse y que no hará más que seguir creciendo a su ritmo. En PLAYBAK apostamos por ella, trabajando para ofrecerte una plataforma de vídeo streaming adaptada a las necesidades de consumidor y usuario. 

Únete a PLAYBAK registrándote en la versión BETA, sé uno de los 50 primeros en unirte y hazlo de forma gratuita. Conviértete en #Playbaker y consigue  tráfico hoy mismo.

playbak.io