Por qué los usuarios pagan por contenido bajo demanda

Blog

Blog
Blog Content

Por qué los usuarios pagan por contenido bajo demanda

Con la cantidad de contenido gratuito que encontramos en Internet sorprende que paguemos por contenido bajo demanda. Sin embargo, cuando nos paramos a pensar...

¿Acaso no compramos libros? ¿No vamos al cine? ¿No seguimos acudiendo a clase, a pesar de tener tutoriales en Internet?

Hoy en PLAYBAK queremos explicarte con detalle cómo funciona el contenido bajo demanda y por qué los usuarios pagan (y seguirán pagando) por él:

¿Qué es el contenido bajo demanda?

El contenido bajo demanda es una modalidad de vídeo que permite al usuario pagar solo por el contenido que desea visualizar, maximizando al máximo su inversión en entretenimiento o formación. 

Para que nos hagamos una idea, el contenido bajo demanda es el formato que trabajan grandes plataformas líderes en entretenimiento como Netflix y Disney +, plataformas de E-Learning pero también otros sitios web como es el caso de PLAYBAK. 

Existen diferentes modalidades de suscripción al contenido bajo demanda, siendo las siguientes las más habituales:

  • SVOD (Subscription vídeo on Demand) El usuario se suscribe por completo a una plataforma o canal de vídeo streaming teniendo acceso a la totalidad del contenido. En ciertas ocasiones deberá abonar una cantidad extra para visualizar contenido exclusivo conocido como Premium.
  • TVOD (Transactional vídeo on Demand) El usuario paga sólo por los vídeos bajo demanda que desea visualizar, teniendo restringido el acceso al resto de vídeos del canal o la plataforma. 
  • AVOD (Advertising vídeo on Demand) En este sistema de contenido bajo demanda el usuario tiene acceso gratuito a una serie de vídeos con publicidad. El creador genera ingresos por los anuncios visualizados en lugar de hacerlo por el pago del suscriptor. El caso más famoso de contenido AVOD son los vídeos de YouTube. 

Una vez que sabemos que ciertas plataformas como YouTube o Instagram ofrecen cientos de horas de vídeo gratuito, es normal que los creadores nos preguntemos si merece la pena crear contenido bajo demanda, o si es mejor ofrecerlo de forma gratuita y obtener ingresos publicitarios. 

En PLAYBAK queremos responder esa duda con todo lujo de detalle:

Contenido bajo demanda VS contenido gratuito ¿Cuál elegir como creador?

Cuando nos planteamos esa duda solemos tener una sola cosa en mente: 

¿Cuál de los dos es más rentable?

Si bien ambos tipos de contenido pueden resultar muy lucrativos, también funcionan de manera diferente: 

  • El vídeo bajo demanda proporciona ingresos rápidos: Cuando alguien se suscribe a tu canal de vídeo streaming tú recibes un pago por ello. Cada plataforma tiene unas políticas internas, pero el dinero siempre llega con el primer suscriptor. En las plataformas de vídeo gratuito necesitas reunir una serie de requisitos: como un cierto número de suscriptores u horas de visualización. Si no llegas a estas cifras no podrás insertar publicidad, por lo que tus ingresos pueden no llegar nunca. 
  • Los ingresos por publicidad tienden a ser bajos: Aunque hay excepciones, la media de ingresos por 1.000 visualizaciones en YouTube es de tan solo 1,00€ ¿Imaginas el beneficio económico que obtienen las mismas visualizaciones bajo demanda? La diferencia es muy grande. 
  • Mayor control de promoción: Mientras que en los sitios web gratuitos dependes de su diseño y algoritmos, en plataformas de vídeo bajo demanda tienes mayor libertad a la hora de promocionar tu canal de vídeo streaming o crear una página de ventas eficaz para captar suscriptores

Ahora que sabes por qué el contenido bajo demanda es una gran opción para ti, es momento de responder a la gran pregunta. ¿Por qué los usuarios pagan por contenido bajo demanda?

Por qué los usuarios pagan por contenido bajo demanda

1El vídeo bajo demanda está libre de publicidad

Seamos sinceros: la publicidad es molesta. Ya desde la TV por satélite hemos pagado por contenido libre de anuncios

En el siglo XXI donde los anuncios nos persiguen por todas partes, disfrutar un buen contenido sin publicidad se torna un placer de este mundo, por lo que todo indica que  seguiremos pagando por ello. 

2Sensación de exclusividad

El contenido bajo demanda proporciona una sensación de exclusividad a tu suscriptor. En su mente sabe que está viendo algo que no todo el mundo puede ver, un contenido privilegiado solo para él.

Esto además de conseguir que el suscriptor se sienta especial, crea una sensación de autoconfianza inconsciente por “conocer más que el resto” si hablamos de vídeos de E-Learning. 

Pongamos un ejemplo: YouTube está lleno de vídeos de fitness con millones de visitas. Esos millones de visitas suponen que un montón de personas conocen los “secretos a voces” que se imparten en el vídeo, por lo que, ese suscriptor no obtendrá ningún beneficio adicional por verlo.

Por contra, cuando vemos un vídeo bajo demanda sabemos que esa información ha sido dada a un número muy concreto de personas, que además han pagado por ella. En nuestro cerebro aparece la sensación de conocer información privilegiada que nos sitúa por encima de otros que no la conocen. 

3Cuando algo es poco accesible nos parece más valioso

Los humanos tendemos a calcular el valor de un producto por lo accesible que este nos parece

El ejemplo más claro lo encontramos en el sector automovilístico ¿Qué te hace suspirar más, un coche de la marca Ford o un vehículo de la firma Ferrari? 

Según el principio de escasez definido por Robert Cialdini (Autor de Influencia, Psicología de la Persuasión) valoramos un producto o servicio como más valioso cuando pensamos que este se nos puede escapar

Basándonos en este principio, puede que exista un tutorial en YouTube magnífico sobre tu sector, quizá incluso sea imposible de superar. Sin embargo un contenido bajo demanda siempre nos parecerá más efectivo que un vídeo gratuito por el principio de escasez

Es la misma razón por la que muchas empresas ofrecen ofertas por tiempo limitado a fin de aumentar las ventas. 

4El suscriptor percibe mayor honestidad en el contenido bajo demanda

Cuando pagamos por contenido ayudamos económicamente a su creador, convirtiéndonos en su fuente de ingresos. 

Por esta razón el autor no necesita patrocinios, lo que le permite crear un curso más personal con recomendaciones 100% sinceras. 

Esto no quiere decir que todos los vídeos gratuitos estén patrocinados por las marcas, pero sí que la sensación percibida de honestidad en el contenido bajo demanda es mayor

Recuerda que en nuestra guía de social media para llevar tráfico a tu canal de vídeo streaming te recomendamos crear contenido gratuito (Real y sincero) para captar suscriptores en tu canal de E-Learning. 

5Hay quien desea contribuir a tu sector de forma desinteresada

Aunque no es la razón principal, muchas personas prefieren pagar por contenido bajo demanda para contribuir a tu sector, o contigo como creador. 

En estos suscriptores actúa fuertemente el principio de reciprocidad. Hablamos de personas que no se sienten bien cuando solo reciben sin dar algo a cambio. 

Recalcamos, es la motivación de un grupo reducido de suscriptores, pero también es una respuesta muy importante a por qué los usuarios pagan por contenido bajo demanda.

6Simple curiosidad

El contenido bajo demanda genera curiosidad por el simple hecho de ser privado, tú como creador puedes jugar con esa curiosidad para captar aún más suscriptores.

Creando una estrategia de ventas que potencie la curiosidad de tu público objetivo conseguirás que muchas personas se suscriban, solo porque desean saber qué es lo que realmente ofreces. 

Por supuesto, debes crear un contenido bajo demanda de alto valor, para que el suscriptor quede satisfecho y su curiosidad por ver los siguientes vídeos aumente en lugar de disminuir. 

Esto se ve claramente en fascículos de colección, donde la primera entrega es gratis y después debes pagar por las demás, aún teniendo mucho de ese conocimiento gratuito en bibliotecas e internet.

7Porque todo el mundo lo hace (Efecto de arrastre)

En psicología existe un sesgo cognitivo conocido como Efecto de Arrastre que nos lleva a realizar determinadas acciones solo porque “todo el mundo lo hace”. A más gente pague por contenido bajo demanda, más posibilidades hay de que todavía más gente lo haga. 

Si tenemos en cuenta el aumento de visualizaciones que el vídeo bajo demanda ha experimentado en los últimos años, se deduce fácilmente que el efecto arrastre en contenido on demand será cada vez mayor. 

Por esta misma razón, a más suscriptores tenga tu canal de vídeo streaming más seguidores nuevos obtendrá en piloto automático. 

Conseguir opiniones y testimonios de clientes satisfechos te ayudará a sacar provecho del efecto de arrastre, logrando que más suscriptores paguen por tu contenido bajo demanda sin necesidad de hacer más esfuerzo por tu parte.

 

La respuesta a por qué los usuarios pagan por contenido bajo demanda es muy amplia, y está bien arraigada en la psicología humana. Nos gusta lo exclusivo, nos gusta sentirnos diferentes a la vez que integrados y sobre todo, no nos gusta la publicidad. 

Por todo ello el vídeo bajo demanda es un sector al alza del que tú ya puedes sacar partido

Únete a PLAYBAK registrándote en la versión BETA, sé uno de los 50 primeros en unirte y hazlo de forma gratuita. Conviértete en #Playbaker y consigue tráfico hoy mismo.

playbak.io